Invitamos a taller informativo sobre las implicancias que la normativa para combatir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo puede tener sobre las organizaciones de la sociedad civil de Uruguay 👉INSCRIPCIONES AQUÍ La Ley Integral contra el Lavado de Activos de Uruguay incluye a las organizaciones sin fines de lucro como sujetos obligados. Todas las organizaciones sin fines de lucro en Uruguay, con o sin personería jurídica, y que superen determinado umbral de ingresos de cualquier naturaleza, están obligadas a una serie de responsabilidades y provisión de información a la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (SENACLAFT). El titular de SENACLAFT Jorge Chediak, ha anunciado recientemente que pronto comenzarán los controles sobre “las organizaciones sin fines de lucro: las iglesias de todas las denominaciones, los partidos políticos, los sindicatos, los clubes de fútbol y las organizaciones no gubernamentales (ONG)

Ver artículo completo →

Desde el Mapeo de Sociedad Civil nos propusimos recoger y dar visibilidad a los diversos tipos de iniciativas que están llevando adelante las organizaciones de la sociedad civil en todo Uruguay para ayudar a hacer frente a las consecuencias de la pandemia del COVID-19. Ya se han registrado más de 30 iniciativas y se siguen sumando. Ver las iniciativas Registrar una nueva iniciativa El Mapeo de sociedad civil es un proyecto del Instituto de Comunicación y Desarrollo (ICD)

Ver artículo completo →

El Estándar Global (EG) para la rendición de cuentas de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) es un estándar de referencia cuyo objetivo es avanzar en un concepto de rendición de cuentas que vincula fuertemente a las organizaciones con las personas con las que trabaja, socios, aliados y donantes para fortalecer y generar más confianza y multiplicar el impacto. Ello se engloba bajo el concepto de “rendición de cuentas dinámica”. El Estándar Global fue desarrollado por 10 iniciativas de diversas regiones geograficas del mundo a través de un proceso participativo que enfrentó variados desafíos. Dichos desafíos derivan precisamente de la diversidad y amplitud de los actores involucrados. La tarea de desarrollar un estándar que pudiera adaptarse a organizaciones de diversos contextos geográficos, constituidas con distintos arreglos institucionales, de todos los tamaños, con enfoques y temáticas diversas, con distinta disponibilidad de recursos económicos y humanos, de alcance local, nacional, regional o internacional,

Ver artículo completo →

Jueves 4 de junio de 2020 (Managua 11:00 | Bogotá 12:00 | Santo Domingo 13:00 |Montevideo 14:00) INSCRIBIRSE AQUÍ Las asociaciones de segundo grado y redes de organizaciones de la sociedad civil, deben rendir cuentas ante diferentes grupos, pero sobre todo ante sus organizaciones miembros, asegurando se que sus opiniones y comentarios se tengan siempre en cuenta en la toma de decisiones. La aplicación Rendir APP, desarrollada en el marco de la Iniciativa Regional Rendir Cuentas a partir de los principios del Estándar Global de Rendición de Cuentas de las OSC, fue la base del trabajo conjunto con el Grupo de Afinidad de Asociaciones Nacionales- AGNA de CIVICUS, para crear una versión destinada a organizaciones de segundo grado. A través de esta nueva aplicación, las redes y plataformas de OSC pueden autoevaluarse de una forma rápida y sencilla, para identificar en qué áreas pueden adquirir mayores conocimientos o mejorar sus prácticas relacionadas con la información,

Ver artículo completo →

América Latina ha sido una fuente importante de innovación en la Alianza Mundial por el Gobierno Abierto (Open Government Partnership, OGP). A lo largo de nueve años, 16 países y cinco gobiernos locales de la región se han unido a OGP y entre todos han presentado aproximadamente 1.200 compromisos en más de 65 planes de acción. Con la mayoría de los países actualmente en el ciclo de implementación de su tercer o cuarto plan de acción, hemos aprendido mucho de sus éxitos y sus desafíos. Leer nota completa

Ver artículo completo →

Este nuevo informe muestra que no ha habido mejoras en los derechos cívicos en las Américas este año. Más de la mitad de las personas en esta región todavía viven en países con serias restricciones al espacio cívico. “En un año en que miles de personas en las Américas pidieron un cambio, nuestra investigación muestra que los gobiernos no han logrado a menudo proteger las libertades fundamentales que sustentan un ambiente seguro para quienes protestan y expresan su disidencia. Estamos decepcionados de ver que solo un país mostró una mejora en el último año “, dijo Débora Leão, investigadora del CIVICUS Monitor. Más de veinte organizaciones colaboran en el CIVICUS Monitor para proporcionar una base de evidencia que sirva para mejorar el espacio cívico en todos los continentes. El Monitor ha publicado más de 536 actualizaciones de espacio cívico en el último año, que se analizan en el informe People Power Under Attack 2019. En

Ver artículo completo →

El primer estudio de caso examinó tres dimensiones de la rendición de cuentas (dar cuenta, tener en cuenta y pedir cuentas), y brindó ejemplos de cómo las distintas organizaciones socias de Resilient Roots ponen en práctica cada dimensión. Si bien hay algunos aspectos comunes, tanto respecto al diseño como a la implementación de los diferentes mecanismos de rendición de cuentas a los públicos principales , hay muchos factores que pueden influir en su funcionamiento. Estos van desde la misión de una organización hasta el contexto en el que opera, pasando por quiénes son sus públicos principales y su capacidad para responder a la retroalimentación recibida. Este estudio de caso se centra en el abordaje y actividades de una organización, distinguiendo las organizaciones que son principalmente prestadoras de servicios y aquellas que se centran en la incidencia, y examina algunas de las implicancias que estos diferentes enfoques pueden tener en los

Ver artículo completo →

La iniciativa Resilient Roots (RR) explora si las organizaciones que rinden cuentas hacia su públicos principales o sea las personas y comunidades para las que trabajan o representan, son más capaces de resistir las amenazas externas que restringen el espacio cívico. El equipo de Resilient Roots cree que hay varias maneras de examinar y medir los cambios en la rendición de cuentas hacia esos públicos, razón por la cual se apoyó a 14 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo para que diseñaran e implementaran proyectos piloto de rendición de cuentas hacia sus públicos principales. Teniendo en cuenta esos los diversos contextos y los diversos desafíos a los que se enfrenta cada organización, los mecanismos de rendición de cuentas utilizados variaron considerablemente. En un intento por comprender mejor la importancia de los mecanismos de rendición de cuentas a partir de las experiencias piloto, el primer estudio de caso (de una serie

Ver artículo completo →